Vector Visual

Noticias y Producción Audiovisual

Opinión

UNAM se prepara para clases presenciales

Maullidos Urbanos
Por Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

La Universidad Nacional Autónoma de México ya definió los lineamientos generales para el regreso de manera gradual a sus actividades académicas y administrativa en el marco de la pandemia por el coronavirus, donde para las clases se utilizará un esquema híbrido, es decir se alternarán las clases presenciales con virtuales.

            Se debe recordar que la máxima casa de estudios a nivel nacional, fue de las primeras en suspender sus actividades académicas cuando se inició en México el contagio de coronavirus, a fin de proteger a toda su comunidad, tanto estudiantes como profesores, investigadores y empleados administrativos.

            Antes que nada se estableció que el regreso a clases será posible siempre y cuando las autoridades de salud tanto federales como  locales lo autoricen y, además, cuando su comité de expertos considere que es posible regresar, lo cual será comunicado con 15 días de antelación, medidas que se aplicarán en todas las entidades y dependencias, tanto en actividades laborales, sociales, educativas, como deportivas y culturales.

            Cuando se autoricen las clases presenciales, todas las actividades docentes se programarán para que los estudiantes tengan semanas presenciales alternadas con otras virtuales; asimismo se cumplirán los aforos establecidos, motivo por el cual el número de alumnos se dividirá, medida que se recomendaría aplicaría por orden alfabético.

            También se mantendrían las medidas preventivas ya definidas, como mantener la sana distancia, usar adecuadamente cubrebocas u otras barreras como caretas o pantallas; se mantendrá el lavado de manos frecuente con agua y jabón así como el uso alternativo de gel, con un contenido de alcohol mínimo de 70%.

            Entre otras medidas que se aplicarían evitar la presencia de acompañantes, en especial de menores de edad y personas con alto riesgo de contraer covid-19; evitar en lo posible el uso de joyería y corbatas; no se compartirán materiales, instrumentos y cualquier objeto de uso individual y, en posible, limitar el uso de elevadores para discapacitados de mayores de edad.

            Estas son buenas noticias para la comunidad universitaria, medidas que podrían ser un ejemplo para que otras instituciones de educación superior no solo las repliquen, sino también que las mejoren. Lo deseable es que se pudieran aplicar este tipo de desde preescolar hasta secundaria, cuyos alumnos requieren de mayor atención para continuar con su preparación académica, aunque para ello será necesario que el semáforo sanitario llegue al color verde.