Vector Visual

Noticias y Producción Audiovisual

Maullidos Urbanos Opinión

Firmas para revocación, cuestionables

Maullidos Urbanos
Por Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

Antes de iniciar el proceso de firmas de apoyos ciudadanos para respaldar la revocación de mandato presidencial, el Instituto Nacional Electoral había propuesto que esa actividad se realizara mediante una aplicación en teléfonos inteligentes y únicamente en municipios donde existieran dificultades técnicas para conectarse a internet fuera en papel.

            La intención era evitar irregularidades en la recopilación de esos apoyos ciudadanos ante la experiencia de 2018, cuando candidatos independientes falsificaron documentos a fin de aparentar contar con mayor apoyo popular; sin embargo Morena, uno de los principales impulsores de la “revocación”, impugnó la medida y se autorizó el uso del papel en todo el país.

            El proceso inició en noviembre y al corte del día 19 tenían 399 mil 474 firmas, de ellas 308 mil 771 fueron ubicadas en el listado nominal, 44 mil 687 estaban en mesa de control, es decir en duda y verificación; en 25 mil 109 se detectaron inconsistencias, nueve mil 288 son firmas duplicadas, tres mil 910 están fuera de la Lista Nominal y cuatro mil 16 son credenciales inexistentes, mil 908 están en el padrón pero no en la lista y mil 685 están en procesamiento.

            ¿Cómo entender todo lo anterior? Pues muchos de esos respaldos no son legalmente consistentes, por lo que no en caso de confirmarse irregularidades entonces serían anulados.

            Otro aspecto es que el 25 de diciembre concluye el plazo recabar 2.8 millones de firmas válidas, es decir al día del corte faltaban 36 días para alcanzar el 3% en al menos 17 entidades del país para que la consulta de revocación de mandato sea válida, lo que en estos momentos se ve lejos poder alcanzar ese objetivo.

            Para la meta de 2.8 millones de firmas, los promoventes tendrían que recopilar 50 mil 900 firmas diarias pero el promedio conjunto es de 22 mil 200 diarias, las que posteriormente deberán ser validadas. Además, los más de 22 mil promoventes registraron a 51 mil 218 auxiliares, pero sólo están activos 11 mil 299, es decir que muchos llevan cero firmas captadas.

            Tampoco debe olvidarse que a pesar de estar prohibido el proselitismo de partidos y sus militantes, morenistas argumentan hacerlo a nivel personal, pero utilizan el color guinda de su partido, utilizan la imagen presidencial y, en lugar de promover la revocación, insisten en promoverlo como un respaldo a López Obrador.

            De seguir esta tendencia no podrán recopilar legalmente las firmas necesarias, y aunque al final aparezcan muchas “hechizas”, que las autoridades desecharán, los impulsores intentarán justificarlas a como de lugar para lograr se autorice su consulta ciudadana.