Vector Visual

Noticias y Producción Audiovisual

Maullidos Urbanos Opinión

Graue, blanco de Palacio Nacional

Maullidos Urbanos
Por Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

Versiones periodísticas señalan que desde Palacio Nacional se prepara una ofensiva legal en contra de diversos colaboradores de Enrique Graue, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, a quienes se les imputarían presuntas irregularidades administrativas y presunto lavado de activos.

            De confirmarse estos supuestos rumores entonces se ratificaría que el presidente Andrés Manuel López Obrador mantiene a la UNAM como principal blanco de sus ataques en contra de universidades públicas estatales, como ya ha sucedido con la Universidad Autónoma de Nuevo León y la Universidad de Guadalajara, de las más importantes en la república.

            Según esas versiones en noviembre del año pasado la Auditoria Superior de la Federación presentó un reporte sobre supuestos de desvíos en la UNAM por 20 mil millones de pesos, entre 2015 y 2020, así como dos expedientes en la Fiscalía de la Ciudad de México por supuestas irregularidades donde implican a funcionarios universitarios de rango intermedio.

            Si bien en los altos niveles del gobierno federal consideran que estos son suficientes elementos para proceder legalmente en contra del rector, deben considerarse errores y fallas cometidas anteriormente en otros casos por la Fiscalía General de la República, al no haber presentado las pruebas necesarias para poder proceder legalmente.

            Así sucedió con los científicos y académicos acusados por el Conacyt, en el caso de Rosario Robles, quien lleva más de dos años encarcelada y sin el beneficio de libertad condicionada o no poder concretar las presuntas acusaciones de Emilio Lozoya contra supuestos implicados en sobornos de Odebrecht.

            También debe considerarse que el rector de la UNAM no es alguien que haya cedido a las presiones presidenciales, al contrario ha mostrado independencia de criterio. Uno de los casos más evidentes es que ha actuado de manera independiente con su propio programa de prevención contra el covid-19, al determinar independientemente el cierre y reapertura de clases presenciales, ajeno a los establecido por la federación.

            Incluso, analistas consideran que en la carrera para la candidatura presidencial de los morenistas, Graue respalda a Marcelo Ebrard, lo que evidentemente molesta a López Obrador y a Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de la Ciudad de México.

            Lo deseable es que esas versiones queden sin confirmar y solo sean rumores, de lo contrario se enrarecerá más el clima de confrontación entre la federación y la UNAM.