Vector Visual

Noticias y Producción Audiovisual

Opinión

Subasta de joyas fracasada

Maullidos Urbanos
Por Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

Ricardo Rodríguez Vargas, titular del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), calificó de buena la subasta de joyas extravagantes en el Centro Cultural Los Pinos, donde se vendieron 110 lotes equivalentes a 10 millones 302 mil pesos, todo lo cual representa el 74% de los bienes que contenía la subasta, pero…

            El pero es que a pesar de lograrse un sobreprecio de hasta 160% respecto al precio de salida, no se vendieron las joyas más caras y el monto recaudado fue el 30% de lo previsto por el presidente Andrés Manuel López Obrador, y el 50% de lo estimado por Rodríguez Vargas.

            Entonces esa subasta no podría calificarse de buena, ya que no se logró obtener ni la mitad de lo calculado que, de acuerdo con lo anticipado, esos recursos se destinarán a rehabilitar caminos rurales de la sierra de Michoacán.

            En esta tercera subasta el artículo más caro ofrecido fue un reloj para caballero marca Piaget en oro blanco con 227 diamantes de diferente tamaño, cuyo precio de salida era de 2 millones 953 mil 700 pesos, pero no se vendió pese a que fue subastado en dos ocasiones, como tampoco piezas con grabados referentes al narcotrafico, por ejemplo un reloj en cuya carátula se formaban dos hojas de mariguana con diamantes pequeños, hebillas repletas de piedras preciosas o dijes con gemas e imágenes religiosas.

            Entre las piezas que sí se vendieron fueron un reloj para caballero marca Romain Jerome elaborado con piezas del siniestrado barco Titanic, con 64 diamantes, con un precio de salida de 170 mil 900 pesos; la más cara fue un reloj Patek Philippe Geneve en oro blanco de 18 quilates edición limitada, a un costo de un millón 20 mil pesos, sobre un precio inicial de 843 mil 800 pesos; la más disputada fue un reloj para caballero marca Corum, con caja y hebilla en oro blanco de 18 quilates, con 112 diamantes de diferentes tamaños, con la figura de dos caballos grabada en su carátula, que alcanzó un valor de 202 mil 500 pesos, cerca de 150% superior a su precio de salida de 82 mil 700 pesos.

            Lo que no se vendió difícilmente saldrá ya que por ser joyas con grabados referentes al narcotráfico, como un reloj en cuya carátula se observan dos hojas de mariguana con diamantes pequeños, hebillas con piedras preciosas o dijes con gemas e imágenes religiosas.

            Es decir todos son artículos sinceramente de mal gusto para el común de las personas, pero no para los narcotraficantes quienes invirtieron grandes cantidades de dinero mal habido en esas joyas que, difícilmente podrán ser valoradas por gente ajena a esas actividades.