Vector Visual

Noticias y Producción Audiovisual

Opinión

Más malas noticias financieras

Maullidos Urbanos

Por Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

Así como el presidente Andrés Manuel López Obrador tiene una perspectiva muy particular acerca de cómo su administración enfrenta la pandemia de coronavirus, al afirmar que se mantiene domada y va en descenso el número de contagios, cuando las cifras oficiales emitidas diariamente revelan lo contrario, lo mismo acontece y se repite en materia financiera.

Así sucede con las cifras y estadísticas acerca de la economía nacional, donde la versión oficial es de que la pandemia no nos afectó, como sucedió en otros países, además de que ya estamos recuperándonos y pronto se recuperará el crecimiento de los diferentes índices financieros, pero la terca realidad nos demuestra todo lo contrario.

Incluso, se presume constantemente que el gobierno federal paso de una austeridad republicana a una franciscana, donde se han aplicado severos recortes al presupuesto federal, para no recurrir a nuevos préstamos, sin embargo durante el mes de julio el gasto del gobierno federal y del pago de intereses por la deuda registraron un repunte de dos dígitos, de acuerdo con las cifras difundidas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

De esta manera, gastos como el pago de intereses por el servicio de la deuda pública se incrementó 20.6% en julio, respecto al mismo mes de 2019, ya que este monto pasó de 37 mil 978 millones de pesos 47 mil 470 millones de pesos en el presente año. Por ello, en el periodo enero-julio de este año, por este concepto se han pagado 422 mil196 millones de peos, es decir 22 mil 269 millones de pesos más que lo pagado en el mismo periodo del año pasado.

Además, en julio tras los meses por el paro de actividades económicas por Covid-19, el gasto del gobierno federal creció 10.9% en comparación al mismo mes del año pasado, cuando en el periodo enero-julio el crecimiento total fue de 8.2%.

Según las cifras actualizadas de la SHCP, durante julio se registró un crecimiento en el gasto real programable en varias dependencias, por ejemplo en las secretarías de Economía, con 179%; de Turismo, con 216%; de Salud, con 48%; y del Bienestar con 102%.

Además, en ese mes los ingresos petroleros cayeron 27.3% y los no petroleros, es decir los recaudados por cobro de impuestos y derechos, cayeron 7.5%, caída atribuible a la no llegada de estos recursos por la crisis económica mundial, al registrarse una menor demanda y producción de combustibles y bienes de consumo.

Es difícil anticipar qué sucederá en materia de salud y de finanzas en el país, pero es necesario que las autoridades admitan la verdadera realidad y trabajen para superarla.