Vector Visual

Noticias y Producción Audiovisual

Maullidos Urbanos Opinión

Violencia interminable

Maullidos Urbanos
Por Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

Definitivamente la política de “abrazos y no balazos” no ha funcionado como lo pretenden las autoridades federales, y en lugar de terminar con la violencia, en especial la generada por el crimen organizado, se incrementa, en especial en poblaciones de Michoacán, Jalisco y Colima.

            Aunque a mediados de noviembre de 2018, antes de asumir formalmente la presidencia de la república, Andrés Manuel López Obrador presentó la estrategia llamada Plan Nacional de Paz y Seguridad, con ocho puntos, para anunciar un programa diferente al de anteriores administraciones, bajo el principio de que “no se podía enfrentar la violencia con la violencia”, “no se puede apagar el fuego con el fuego”, “no se puede enfrentar el mal con el mal”.

            La promesa inicial era que en al cumplirse el primer año de su gobierno se verían resultados positivos en materia se seguridad. Sin embargo, cuando en el cuarto año de su administración son pocos los avances a pesar de la creación de la Guardia Nacional, de la militarización y de sus diarias reuniones del gabinete de seguridad en Palacio Nacional.

            Incluso se presume el alto número de integrantes de la Guardia Nacional, cuando no solo se trata de cantidad, sino de calidad y capacitación de sus elementos.

            Las pruebas se tienen diariamente. Tan solo en los últimos días de la semana pasada, a casi un mes de la incursión de las fuerzas federales en áreas disputadas por diversos cárteles, la violencia no solo se mantiene sino se incrementa en las mencionadas entidades, donde tan solo el pasado viernes en diferentes hechos violentos dejaron catorce muertos, siete heridos, 32 detenidos, así como bloqueos y vehículos incendiados.

            En Michoacán además del homicidio de César Valencia, alcalde de Aguililla, se encontró el cadáver de René Cervantes, asesor del munícipe; en San Juan Nuevo Parangaricutiro, se suspendieron las clases por la violencia registrada el jueves en pleno centro de la localidad, con un saldo de cinco muertos y 32 detenidos.

            En Jalisco, en menos de 24 horas hubo tres balaceras en las poblaciones El Veladero, Contla y La Garita, del municipio de Tamazula; además, en Colima, se reportaron tiroteos entre civiles armados a la altura del kilómetro 68 de la carretera federal Jiquilpan- Manzanillo, donde se incendiaron dos camiones de carga dejándolos atravesados sobre el camino. Así se pueden citar otros hechos violentos en Zacatecas, Guanajuato, Sinaloa, etcétera.

            Por ello, es necesario que el gobierno federal rectifique sus políticas, de lo contrario reducir los índices de violencia se sumará a la lista de promesas incumplidas.