Vector Visual

Noticias y Producción Audiovisual

Opinión

“El Chapo” y el futuro

Maullidos Urbanos
Por Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

Finalmente se cumplió la sentencia a Joaquín El Chapo Guzmán Loera: cadena perpetua y, como si fuera algo realmente factible, se le agregaron otros treinta años de prisión, pero así es el sistema de justicia estadounidense. Quizá sea el final del capo sinaloense, más no de lo que desarrolló, del imperio que creó y de lo que le sucederá en un futuro.

            En el caso de El Chapo, ni él ni sus abogados se van a quedar con los brazos cruzados, al contrario, van a hacer todo lo posible por suavizar la sentencia, incluso buscarán tramitar su repatriación a México, aunque también se puede anticipar que fracasarán en sus intentos.

            Incluso, en la sesión donde se emitió la sentencia, Guzmán Loera no se quedó callado y le dijo al juez de distrito Brian Cogan haber sido sometido a un trato “cruel e inhumano” durante sus 30 meses de encierro, agregó que su caso estaba contaminado y que se le negó “un juicio justo a los ojos del mundo entero”.

            Hay puntos que tampoco se resolverán con que el ahora sentenciado, actualmente de 62 años, permanezca en la cárcel no digamos la cadena perpetua, tan sólo los 30 años extras, ya que su estado de salud no se encuentra en las mejores condiciones, por lo que lamentablemente sus expectativas de vida no resultan alentadoras.

            Además, con él o sin él, continuará el tráfico de drogas desde México, ya que como una hidra, cuando se le corta una cabeza aparecen dos o más, donde lo que sí puede anticiparse es que los diferentes cárteles existentes, ya sean los conocidos como el de Sinaloa o el Jalisco Nueva Generación, u otros que operan en el anonimato, buscarán ocupar el sitio que definitivamente dejará vacante Guzmán Loera.

            Por ello, lo que sucederá inevitablemente será un incremento en hechos violentos, ya que en la disputa del control y tráfico de drogas, así como otros negocios colaterales, como secuestros, cobro de derecho de piso, se registrarán enfrentamientos donde los perdedores serán los inocentes quienes desafortunadamente se crucen en su camino.

            También es de prever una disputa por su presunta fortuna, ya que el gobierno de Estados Unidos exige la “restitución” de más 12 mil 600 millones de dólares, mientras que los abogados defensores afirman que no existe un solo centavo que se haya podido comprobar y, en dado caso, argumentan que la fortuna pertenece, en todo caso, al Estado mexicano

            Reitero, la historia del tráfico de drogas no se acaba con El Chapo en la cárcel, sólo es un capítulo más en la historia delictiva de, por lo menos, México y Estados Unidos.