Vector Visual

Noticias y Producción Audiovisual

Alebrijes en Cuadratines Opinión

Dificultades para llegar al nuevo aeropuerto

Alebrijes en Cuadratines

Por Adrián Chavarría Espinosa

ache57@yahoo.com.mx

El pasado miércoles 6 de octubre un grupo de 81 diputados de diversos grupos parlamentarios visitaron las instalaciones de lo que será el nuevo “Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles” (AIFA), en el municipio de Tecámac, en los límites del Estado de México con el de Hidalgo, a fin de supervisar el avance de las obras que deberán ser inauguradas el 21 de marzo de 2022.

Durante el recorrido el General de brigada, Gustavo Ricardo Vallejo Suárez, informó que el aeropuerto registra un avance físico de 73% y ha generado más de 122 mil empleos directos, por lo que consideró muy posible entregar la obra concluida en la fecha establecida.

Tras la visita y de acuerdo con información de comunicación social de la Cámara de Diputados, los visitantes coincidieron en que la obra estará en tiempo y podrá tener un crecimiento a 50 años.

Incluso la diputada priista Cynthia López Castro, modificó su postura crítica hacia el nuevo AIFA y aseguró hoy que gracias a éste se abaratarán los viajes aéreos y “eso tendrá beneficio para los mexicanos”.

Para llegar los invitados solamente requirieron de quince minutos, tiempo necesario para viajar en avión desde actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) a las nuevas instalaciones, pero ¿qué sucederá cuando entre en operación el AIFA, a una distancia de 45 kilómetros entre ambas instalaciones en automóvil?

Considérese que para llegar al actual AICM se puede hacer hasta en Metro, es decir de forma más o menos rápida pero económica. Incluso el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM), proyecto cancelado por el actual gobierno federal, no quedaba muy lejos y solamente se requerían unos minutos más para llegar, hacer el trámite correspondiente y abordar el avión asignado.

Pero llegar al AIFA será toda una excursión. Según la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y con el respaldo de los gobiernos del Estado de México y de la Ciudad de México, se han proyectado catorce obras que, supuestamente, ayudarán a llegar al nuevo aeropuerto en 50 minutos desde la capital y de una hora con 20 minutos desde Toliuca

Las autoridades mexiquenses trabajan en tres proyectos, dos de ellos en mejoras y construcción de nuevas autopista y ampliación de 12.6 kilómetros en el recorrido del Mexibús desde Tecámac hasta Santa Lucía.

El gobierno capitalino planea ampliar la Línea 4 del Metrobús en 6.6 kilómetros, desde San Lázaro hasta el AICM a Buenavista, a donde llegará el Tren Suburbano que se ampliará hasta el AIFA.

Respecto al citado tren suburbano el plan es que el trayecto desde Buenavista a Santa Lucía sea de 38 minutos, donde se permitirá a los usuarios subir con equipaje con un costo probable de 60 pesos. Para su operación se requerirán tres viaductos ferroviarios, ocho puentes vehiculares de cruce transversal, dos estaciones intermedias y una terminal. El problema es que estás obras se terminarían hasta 2023.

Para cuando se tenga la necesidad de viajar y trasladarse al Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, debe considerarse que si es un vuelo nacional debe presentarse con dos horas de anticipación y para vuelos internacionales tres horas, para lo cual deberá considerar el tiempo de traslado que, ya sea en automóvil propio o alquilado deberá invertir tiempo y dinero, porque se deben ponderar factores como el poco o mucho tráfico vehicular, clima, posibles accidentes y, en caso de viajar en auto propio, pago de casetas de peaje y estacionamiento.

Se han hecho ejercicios de tiempo y costo en servicios de transporte privado como Uber o Didi, por ejemplo la tarde de un viernes. El viaje más económico resulto ser desde el AICM, en la alcaldía Venustiano Carranza, con un precio de 839 pesos y un tiempo de traslado de una hora con 36 minutos; desde el Zócalo capitalino, en el Centro Histórico, el viaje sería de dos horas con dos minutos y un costo de 958 pesos. Desde Polanco, más exactamente desde el Museo Soumaya el tiempo requerido fue de una hora con 51 minutos y un gasto de mil 419 pesos; desde el Parque La Mexicana, en Santa Fe, el tiempo de llegada sería de dos horas con tres minutos con un precio de mil 839 pesos, considerándose que en lugar de atravesar por la ciudad, se utilizaría la autopista de Cuota Chamapa-La Venta.

Es decir que utilizar el AIFA será toda una aventura. Ahora imagine aquel viajero que necesite hacer un enlace entre las instalaciones de Santa Lucía con el AICM, deberá calcular el traslado para no perder su siguiente vuelo. Una alternativa sería utilizar el Aeropuerto Internacional de Toluca, mucho más cercano ya que se encuentra, en un viaje en auto, a 69 kilómetros del AICM y a 125 del AIFA, donde además ya operan diferentes vialidades, tanto de cuota como libres. El inconveniente para las líneas aéreas es la gran altitud sobre el nivel del mar, que obliga a los aviones consumir un poco más de combustible para poder despegar.

Resta un semestre para la inauguración del AIFA. Será entonces cuando se vea qué tan funcional resultará y si, en realidad, generará los beneficios prometidos por el gobierno federal, tras la cancelación de las obras en el exlago de Texcoco.