Vector Visual

Noticias y Producción Audiovisual

Opinión

Censura en redes sociales

Maullidos Urbanos
Por Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

El haber primero suspendido y después cancelado las cuentas en facebook, twitter e instagram de Donald Trump, quien vive sus últimos días como presidente de Estados Unidos, desató la polémica sobre si esa medida es una censura, una limitación a su libertad de expresión.

            Estas medidas se aplicaron después que el empresario metido a político envió mensajes a través de su cuenta personal en twitter para alentar a sus seguidores a acudir al Capitolio en Washington para protestar y evitar que el Congreso avalara la elección de Joe Biden; así la situación se tornó violenta, al grado de que se registró la muerte de cinco personas.

            Aunque Trump intentó deslindarse de esa violencia, la realidad es que sus mensajes fueron incendiarios, razón por la cual los responsables de esas redes decidieron limitarle el uso, ante la posibilidad de que difundiera mentiras o hechos falsos que alentaran nuevos incidentes.

            Incluso el presidente Andrés Manuel López Obrador se involucró al expresar: “Ojalá y se mantengan siempre con apertura, que no haya censura en las redes sociales, para que siga existiendo comunicación y se garantice el derecho del pueblo a la información».

            Sobre si esas medidas resultan una limitación a la libertad de expresión, creo que no sucede así, ya que una cosa es informar u opinar y otra alentar actividades que pueden generar situaciones inconvenientes no sólo para quien emite el mensaje, sino para los presuntos receptores o quienes se sientan afectados.

            Sucede que las redes sociales se crearon no propiamente como si fueran medios de comunicación, sino que evolucionaron a esa condición, pero al igual que prensa, radio y televisión responden a intereses particulares, ya sea de sus directivos o propietarios, quienes definen sus políticas informativas o de difusión.

            Por ello más que censura lo que sucede es la autocensura, es decir evitar divulgar información que pueda perjudicarle en sus actividades empresariales o personales, por lo que puede anticiparse que algún medio evitará caer en esos conflictos.

            En el caso de las redes sociales de ninguna manera puede negarse que son un muy productivo negocio, por lo cual establecen reglas para quienes las utilizan y quienes las incumplen, pues entonces deben atenerse a las sanciones ya anticipadas.

            Trump anunció que va a crear su propia red social para difundir sus mensajes y lanzarse como candidato presidencial en 2024. En caso de concretarse ya veremos qué tan abierto es para recibir y aceptar críticas sin necesidad de bloquear o censurar a quienes las emitan.