Vector Visual

Noticias y Producción Audiovisual

Maullidos Urbanos Opinión

Aprovechar el momento

Maullidos Urbanos
Por Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

Ya resulta una práctica común que figura públicas, como actores, políticos y hasta delincuentes acudan ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), con el propósito de proteger y usar sus nombres como marcas registradas y, además, de que no se haga mal uso de ese “título” o saquen algún provecho comercial.

            Por ejemplo, desde febrero de 2019 Alejandrina Gisselle Guzmán, quien dice ser hija del narcotraficante mexicano Joaquín «El Chapo» Guzmán, registró la marca y logotipo del nombre “El Chapo 701”, la cual podría ser usada en cinturones, calzado, sombreros y hasta trajes de baño, hombre como para mujer, además de joyas, hasta licores.

            En el caso de políticos, en especial quienes tienen aspiraciones electorales, desde hace años acostumbran acudir al IMPI. Así sucedió recientemente con Miguel Ángel Osorio Chong, Aurelio Nuño Mayer, Luis Videgaray Caso, Manlio Fabio Beltrones, Eruviel Ávila, Rafael Moreno Valle, Jaime “El Bronco” Rodríguez Calderón y hasta Andrés Manuel López Obrador. Incluso, en 2007 el actual presidente obtuvo el registro de marca como “Presidente Legítimo de México”.

            Lo que nunca falta es quien busca aprovecharse del momento de la fama de otros para alcanzar los mayores beneficios personales pero, afortunadamente, no siempre lo logran.

            Así sucedió recientemente con el intento de un particular radicado en Quintana Roo, de registrar ante el IMPI de la marca y logotipo de “Tlayudas del Aeropuerto”, donde presentó una imagen caricaturizada de la mexiquense Guadalupe Piña, la vendedora de huaraches que ganó fama en la inauguración del Aeropuerto Internacional “Felipe Ángeles” (AIFA).

            El logotipo consiste en una imagen caricaturizada de la vendedora con su mandil, botes de salsas, canasta de tostadas y al fondo, un avión y una torre de control, similar a la del nuevo puerto aéreo. La imagen de la señora está decorada en un círculo verde, similar a la de la del café Starbucks y agrega dos mamuts, símbolo del nuevo Aeropuerto. Pero no ha sido el único intento: dos empresarios de la Ciudad de México también presentaron la misma petición.

            Según especialistas es poco probable que el IMPI avale la solicitud, porque usaría a una persona quien no ha dado su permiso para explotar su imagen; además, incluye una imagen similar a la torre de control del AIFA, que ya es marca registrada y, sobre todo, un bien público.

            Para rematar debe recordarse que los productos de la señora Piña no son tlayudas, originarias de Oaxaca, sino tostadas llamadas huaraches, por lo cual la esa marca contendría un error de origen que no reflejaría la realidad del producto originario del Valle de Toluca.