Vector Visual

Noticias y Producción Audiovisual

Maullidos Urbanos Opinión Uncategorized

Cambio de estatuas

Maullidos Urbanos
Por Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de la Ciudad de México, anunció que con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer Indígena, en la glorieta del Paseo de la Reforma donde por décadas estuvo la estatua de Cristóbal Colón, ahora será colocada una dedicada a la mujer indígena, más precisamente de origen olmeca, que ya elabora el escultor Pedro Reyes.

            Argumentó que recientemente recibió una carta de un punto de acuerdo formulado en el Senado por algunas integrantes de la bancada de Morena, donde se proponía que en la citada Glorieta de Colón se hiciera una escultura dedicada a la mujer indígena; agregó que posteriormente su administración comenzó a recibir cartas de apoyo a esa idea de muchas mujeres indígenas de distintas naciones, pueblos y culturas originarias.

            Sheinbaum precisó que con la autorización del Instituto Nacional de Antropología e Historia, el monumento dedicado al descubridor de América será reubicado, con todo y base, en el Parque de las Américas, localizado en la alcaldía Miguel Hidalgo.

            Puntualizó: “Este reconocimiento de ponerlas en el Centro de nuestra ciudad como el centro de nuestra historia, pues es un cambio cultural, también, que todos debemos reconocer. Colón claro que fue un gran personaje universal y también hay que reconocerlo, pero creemos que, en el centro de nuestra ciudad, ahí tiene que haber un reconocimiento a la mujer indígena”.

            Este cambio de estatuas responde a la actual política de los presuntos 500 años de resistencia indígena, como ahora quiere denominarse a la conclusión del imperio azteca, tras la invasión de los conquistadores españoles, donde ya se han realizado otras acciones como el cambio de nombre de sitios y vialidades y la reconstrucción de una maqueta del Templo Mayor.

            Sin embargo esta medida no es resultado de un amplío consenso social, ya que solo es una fracción de senadoras de un grupo parlamentario y “cartas de grupos de mujeres”, ¿de dónde y cuándo llegaron?, ¿a quienes representan?, ¿se consultó a otros sectores y/o grupos sociales sí están de acuerdo?, ¿cómo se decidió la reubicación de la estatua de Colón?

            Cuando conviene a las actuales autoridades apoyan consultas populares para “adoptar” decisiones, no imposiciones, entonces por qué esta decisión. ¿No quedaría mejor esta mujer indígena en lugar de la Diana Cazadora o, mejor del porfirista Ángel de la Independencia?

            Si es que en realidad este cambio de estatuas es aceptado por los capitalinos, historiadores, sociólogos, entre otros, pues adelante, pero como lo veo es simplemente una decisión populista para seguir con la presunta política reivindicatoria del indigenismo en México.