Vector Visual

Noticias y Producción Audiovisual

Maullidos Urbanos Opinión

Los espías modernos

Maullidos Urbanos
Por Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

En 1864 el poeta francés Charles Baudelaire escribió: “El mejor truco del Diablo es hacernos creer que no existe”. Parafraseándolo, actualmente pude aplicarse esa frase a los espías, tema que ha surgido tras las declaraciones del general Glen VanHerck, jefe del Comando Norte de Estados Unidos.

            Sucede que durante una reunión con senadores de su país, reveló que en estos momentos en México se encuentra la mayor cantidad de espías rusos en el mundo. Palabras que deben contextualizarse dentro de la invasión del ejército ruso a territorio de la república de Ucrania y, además, de la creación de un grupo de amistad con la nación euroasiática, impulsada por diputados federales de Morena y del Partido del Trabajo.

            Muchos piensan que el tema de los espías es únicamente cuestión de libros o películas, pero resulta que es muy actual, donde ahora quienes cumplen ese papel encubierto ya no son personas con un perfil personal oscuro o con trabajos anónimos, sino que gracias al avance de la tecnología desarrollan sus actividades de forma más eficiente y menos riesgosa.

            Ahora se presentarán como periodistas, agregados culturales, profesores universitarios, con funciones en cuestiones de investigación, como representantes de empresas extranjeras, donde como parte de sus funciones será acercarse con políticos y personajes locales, quienes consideran pueden ofrecerles información de interés para sus naciones de origen.

            Por su cercanía con Estados Unidos, México ha sido siempre un sitio ideal para que naciones adversas al vecino país del norte busquen colocar a sus espías en nuestro territorio. Un claro ejemplo se tuvo en la Segunda Guerra Mundial, cuando entre otras cosas Alemania intentó convencer a nuestro gobierno se uniera al Eje, junto con Italia y Japón, con la promesa de en caso de ganar se nos repondrían los territorios que habíamos perdido, entre ellos Texas.

            La realidad es que siempre han existido y existirán los espías, ya que forman parte del ajedrez político mundial, donde la información ha servido como un arma para que las diferentes naciones tomen la mayor ventaja posible ante sus adversarios. Y como decía Baudelaire, la trampa consistirá en hacer creer que hoy día los espías no existen, lo cual es falso.

            Para conocer cómo operaban espías rusos y norteamericanos a finales de los años sesenta en México, les recomiendo el libro “El Complot Mongol”, de Rafael Bernal. Aunque existen dos versiones cinematográficas, siempre es mejor leer el libro porque nos ofrece una mejor descripción y desarrollo del tema. Adquieran el libro, no se arrepentirán,