Vector Visual

Noticias y Producción Audiovisual

Maullidos Urbanos Opinión

López Obrador y Michoacán

Maullidos Urbanos
Por Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

¿Cómo calificar la actitud del presidente Andrés Manuel López Obrador hacia el estado de Michoacán? Ahora, a casi un año de no acudir esa entidad, al reanudar sus visitas anunció una serie de acciones en beneficio del sector magisterial y sus habitantes, en particular de quienes han sido amedrentados por los diferentes grupos criminales que se disputan el control territorial.

            Durante su mensaje anunció un total apoyo a Alfredo Ramírez Bedolla, emanado de Morena y quien recientemente asumió la gubernatura, y puntualizó que él será su representante y coordinará todas las acciones del gobierno federal en Michoacán. Sin citar sus diferencias con el exgobernador Silvano Aureoles, López Obrador aseguró que nuevamente recorrerá la entidad, pues “ahora ya no voy a tener nada que me impida venir libremente a Michoacán”.

            Acompañado por integrantes de sus gabinetes, tanto del legal como del ampliado, entre otros puntos anunció que además de apoyar al nuevo gobierno para resolver los adeudos salariales del magisterio, ratificó su compromiso de federalizar la nómina de los maestros.

            A su vez el general Luis Crescencio Sandoval, secretario de la Defensa Nacional, afirmó que el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), liderado por “El Mencho”, salió del territorio michoacano gracias al reforzamiento de la seguridad por parte del gobierno federal.

            Sin embargo admitió que el crimen organizado mantiene prácticamente secuestrados a pobladores de municipios como Aguililla, Buenavista, Tepalcatepec y Apatzingán, pero para mejorar la seguridad con el Plan de Apoyo a Michoacán, se enviarán a casi cinco mil elementos de la Guardia Nacional, cuatro mil 402 de la Sedena y siete mil 924 policías estatales.

            No puede negarse que esas medidas deben servir para mejorar la seguridad pero, insisto, porqué hasta que entró la nueva administración encabezada por un morenista López Obrador se decidió a actuar y se abstuvo de apoyar al perredista Silvano Aureoles, a quien incluso se negó a recibirlo en Palacio Nacional.

            El problema no era de tipo personal sino social, ya que ante esa actitud se incrementó el avance del crimen organizado donde los perjudicados fueron humildes pobladores, algunos se vieron forzados a abandonar sus domicilios para evitar ser asesinados, mientras otros se organizaron y armaron para defenderse de los ataques del CJNG, entre otros grupos criminales.

            López Obrador debe actuar como presidente de todos los mexicanos, sin decidir según sus conveniencias políticas para favorecer a sus seguidores y abandonar a sus detractores. Los perjudicados son quienes carecen de todo tipo de ayuda para superar sus problemas.