Vector Visual

Noticias y Producción Audiovisual

Opinión

¡Qué bonita familia!

Maullidos Urbanos
Por Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

Nadie podría criticar que una persona ayuda a mejorar laboral y económicamente a los miembros de su familia, a excepción de cuando es funcionario. Eso es un delito y se le llama nepotismo. Pues en esa situación se encuentra Jaime Rodríguez Calderón, gobernador de Nuevo León.

            Sucede que la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción de esa entidad ya investiga un presunto caso de abuso de autoridad y violaciones a la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos, por el aumentazo de 133% que, en apenas 14 meses, se otorgó a Teresa Martínez Galván, suegra del mandatario neoleonés también conocido como El Bronco.

            Representantes de diversas organizaciones sociales, como son Liliana Flores Benavides, del Colectivo Nosotros; Gilberto Marcos Handall, presidente estatal de Vertebra; y Juan Manuel Ramos, de Redes Quinto Poder, al reunirse con Javier Garza y Garza, fiscal anticorrupción, han demandado que se le dé celeridad a las investigaciones correspondientes.

            La demanda principal es conocer detalles y establecer líneas de investigación para aclarar el proceso administrativo que permitió que Doña Tere de ganar 28 mil pesos al mes, pasara a más de 70 mil pesos en sólo 14 meses, además de que durante diez meses gozó de una licencia para dedicarse a su campaña como candidata independiente por la alcaldía de Santa Catarina, misma que finalmente no ganó.

            Además, ya con ese aumento salarial, la suegra del mandatario tramita su jubilación, por lo cual se incrementaría en 95% su pensión, por lo que de percibir 15 mil 350 pesos mensuales, ahora recibiría 29 mil 795 pesos netos.

            Pero no es el único caso, existe también el de Luis Concepción Martínez Galván, hermano de doña Tere, quien consiguió entre 2015 y 2017, un ascenso en Fomerrey, que le permitió un incremento salarial de 59%., aunque aparentemente existen más casos.

            En marzo de 2016 Rodríguez Calderón reconoció que ya tenía unos 150 familiares en la nómina del estado, pero aclaraba que habían sido contratados desde administraciones anteriores, lo que de ninguna forma es delito, pero lo negativo es que se les ayude a tener mejores condiciones salariales sin merecer ese beneficio.

            Imagínese, ¿qué hubiera sucedido en caso de que hubiera ganado la presidencia de la república? Afortunadamente, y en este caso, el hubiera no existe pero de ninguna forma deben de dejarse sin investigar estos casos y aplicar las medidas legales correspondientes.