Vector Visual

Noticias y Producción Audiovisual

Maullidos Urbanos Opinión

Presos por motivos políticos

Maullidos Urbanos
Por Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

En el gobierno federal se asegura que no existen presos políticos pero lo cierto es es que existen personas privadas de su libertad por motivos políticos: Rosario Robles Berlanga, quien fuera integrante del gabinete en la presidencia de Enrique Peña Nieto, y José Manuel del Río Virgen, secretario técnico de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República,

            Y es que a mitad del actual sexenio, donde uno de los principales propósitos era sancionar a los corruptos de anteriores administraciones, es momento en que ningún presunto delincuente ha sido detenido, juzgado y puesto tras las rejas. En el caso de Emilio Lozoya, exdirector general de Petróleos Mexicanos, quien supuestamente implicaría a “peces gordos”, no ha podido comprobar ninguna de sus acusaciones y ahora ya está en la cárcel,

            El aparente mayor éxito ha sido la detención de Rosario Robles, a quien no le han podido comprobar ningún ilícito, pero eso no ha impedido que haya sido mantenida presa por casi dos años. Incluso en cinco ocasiones se le ha negado la posibilidad de poder seguir el proceso legal en arresto domiciliario.

            Tan solo el pasado 30 de diciembre, en su más reciente audiencia, el juez Ganther Alejandro Villar Ceballos argumentó cuatro razones para que la exfuncionaria continúe en prisión preventiva justificada pero, insisto, sin que se le haya comprobado delito alguno, por lo tanto permanecerá interna en el penal femenil de Santa Martha Acatitla.

            En el caso de Del Río Virgen ha sido acusado de ser el autor intelectual del homicidio de un candidato a presidente municipal, sucedido en junio pasado, pero sin tener pruebas ahora se encuentra detenido en el penal de Pacho Viejo, en el estado de Veracruz.

            A pesar de la intervención de Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, así como de la falta de pruebas concretas, las autoridades judiciales veracruzanas ya determinaron que debe permanecer en prisión preventiva por espacio de un año mientras se desarrolla el proceso penal.

            (Un paréntesis: en Veracruz bajo el cargo de “ultrajes a la autoridad”, se han efectuado arrestos aparentemente legales pero totalmente injustificados, siendo totalmente permitidos por el gobierno estatal sin la sensibilidad para anularlo e impedir abusos policiacos.

            Entonces la administración federal podrá argumentar que no existen “presos políticos”, pero de ninguna forma podrá negar la existencia de presos por razones políticas, lo cual no puede ser justificado ni legal ni moralmente, pero tampoco debería tolerarse.