Vector Visual

Noticias y Producción Audiovisual

Opinión

Evitar compras de pánico

Maullidos Urbanos
Por
Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

Ante la declaratoria de emergencia por la pandemia del coronavirus Covid19, cientos de personas se han lanzado a efectuar compras de pánico y adquirir en los supermercados cientos de rollos de papel de baño, desinfectantes en aerosol y gel antibacterial, pero lo recomendable es mantener la calma.

            Alicia Ramírez, presidenta de la Asociación Nacional de Nutriología de México, recomendó hacer compras inteligentes, de lo contrario lo que provocarán es el aumento en precios de alimentos, fomentar el desabasto y dejar a otras personas sin productos, como los desinfectantes, que también evitarían se propague la enfermedad

            A su vez la chef Mariana Orozco, del podcast Gastronomicast, compartió en su cuenta de Twitter varias recomendaciones para comprar alimentos verdaderamente útiles para enfrentar la pandemia y de esa forma no acabar con 200 latas de atún en la alacena.

            Detalló que se debe evitar adquirir artículos en cantidades voraces y si bien cada familia sabe cómo funciona su casa, debe evaluarse cada cuándo se va al supermercado para abastecerse y ejemplificó que nadie en su sano juicio compre 36 rollos de papel cada semana. Recomendó mantener los hábitos de compra normales, fuera de escenarios de pandemia, ya que el salir menos al mundo, “no significa que vamos a estar para siempre encerrados”.

            Ambas expertas elaboraron una lista de qué tipos de alimentos se pueden adquirir de forma inteligente, saludable y sin pánico para los próximos 15 días, entre ellos los siguientes: Un litro de aceite, que alcanza para un mes en una familia de cinco personas; dos kilos de harina de trigo o de masa de maíz para hacer sopes y platillos en caso de apuros; un par de kilos de pasta, frijoles, habas, lentejas y arroz que se pueden usar para muchas cosas.

            Adquirir quesos grasosos, donde los que se derriten y gratinan se conservan mejor así como quesos maduros que se pueden congelar; verduras congeladas libres de saborizantes y conservadores; gelatinas y grenetina; cualquier proteína animal que puede ser congelada, es decir comprar poco pollo, algo de res, cerdo y pescado; verduras frescas que pueden durar y permanecer congeladas como jitomate y apio.

            No deben descartarse mantequilla, huevo, harina y azúcar que puede servir para hacer casi cualquier cosa de repostería; ingerir proteína de alto valor biológico como carne, queso, leche, huevo y yogurt, algunas latas de atún y sardinas, que tienen altas proteínas y sirven para cualquier emergencia, aunque sin abusar de embutidos y enlatados, ya contienen altas cantidades de sal que pueden dañar a personas con problemas como hipertensión; por último, leche en polvo que tiene un periodo de vida más largo y rinden varios litros por lata.

            Vale la pena considerar estos consejos para evitar inútiles compras de pánico.