Vector Visual

Noticias y Producción Audiovisual

Maullidos Urbanos Opinión

Rebelión de los Servidores de la Nación

Maullidos Urbanos
Por Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

“Todos los días, bajo el sol, la lluvia, sin descanso, recorren pueblos, cerros, caminos rurales y pequeñas veredas para llevar a los lugares más apartados, aquéllos a donde nunca se llegaba, los apoyos de los programas sociales. Ellos son los Servidores de la Nación, quienes recorren largos caminos a pie y en vehículos para acercar lo que por derecho les corresponde a quienes durante décadas permanecieron sin ser visto y hoy son prioridad.”

            Así se describen en un blog de la Secretaría de Bienestar funciones y responsabilidades de los llamados “Servidores de la Nación”. Sin embargo esa imagen de una persona dispuesta a colaborar sacrificadamente con el gobierno de la Cuarta Transformación quedó anulada con la protesta realizada por estos trabajadores ante Palacio Nacional.

            A nombre de sus compañeros un grupo de ellos denunciaron ser objeto de despidos injustificados, falta de derechos laborales y denunciaron supuestas irregularidades detectadas en el manejo de los programas sociales del gobierno federal.

            Como forma de identificación los inconformes portaban, además de sus credenciales, sus característicos chalecos color beige y guindas y sus gorras, así como sus credenciales, expresaron que “todo Bienestar está inconforme, tanto los servidores en activo como los cesados, porque lo traen de cabeza los corruptos y los sátrapas que manejan las delegaciones (estatales). Son ellos los que hacen los “bisnes” con sus compinches, amigos y familiares, que trabajan en clanes, en redes”.

            No solo deberían investigarse estas denuncias de los Servidores, sino además debería aclararse cuál es la situación laboral de estos empleados, quienes además se quejan de falta de apoyos, como son pago de viáticos e, incluso acoso sexual en contra del personal femenino.

            Dudas son varias desde si están adscritos al gobierno federal con base, porque por las inconformidades denunciadas como falta de servicios médicos y regulación administrativa en sus actividades, aparentemente están contratos de eventuales.

            De igual forma conocer de qué partida emanan tanto el pago de sus salarios como los gastos para cubrir sus actividades, qué sucede con toda la información que recaban, quién la controla y el uso dado al padrón de los beneficiarios de los programas sociales federales.

            Si la función de los Servidores de la Nación no oculta nada irregular, que no forma parte de un ilegal manejo político tanto de los programas como del padrón de los beneficiarios, el gobierno federal deberá aclarar al menos estas dudas y transparentar toda su operación.