Vector Visual

Noticias y Producción Audiovisual

Política y gobierno

Discusiones por el presupuesto federal

Maullidos Urbanos
Por Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

Con 297 votos a favor y 134 en contra en la Cámara de Diputados se aprobó lo general el Presupuesto 2021 con un gasto neto total de seis  billones 295 mil millones de pesos, donde se aplicaron recortes tanto a los organismos autónomos como al gasto federalizado, pero de ninguna forma a los programas sociales ni a los proyectos favoritos presidenciales.

            Por supuesto para esta aprobación se contó con la aplanadora legislativa integrada por los diputados de Morena y sus aliados, los partidos del Trabajo, Encuentro Social y Verde, quienes resistieron una sesión de casi ocho horas de duración donde fueron ignoradas totalmente las impugnaciones de la oposición política. Aunque se plantearon mil 29 reservas a diversos artículos específicos para sesiones posteriores, es de esperar que sean ignoradas y se terminará por aprobar, tal como lo propuso el poder Ejecutivo.

            De esta forma, entre otros ajustes, se les reducirán dos mil 184 millones en conjunto al Poder Judicial (mil 130 millones), INE (870 millones), Poder Legislativo (100 millones), Fiscalía General de la República  (71 millones), INAI (13.4 millones) y el Tribunal Federal de Justicia Administrativa (23 millones), y la Secretaría de Educación Pública 200 millones de pesos.

            En cambio, los beneficiados con ampliaciones fueron las secretarías del Bienestar con una reasignación por mil 754 millones de pesos –de ellos, mil 158 millones serán a la pensión de personas con discapacidad permanente y 596 millones para adultos mayores–, de Medio Ambiente, con 400 millones de pesos y de Gobernación con 53 millones más.

            Pero los que se mantuvieron sin cambio, a pesar de los reclamos de panistas, priistas, emecistas y perredistas, fueron las asignaciones para el Tren Maya, que quedó con 36 mil millones de pesos, para el aeropuerto de Santa Lucía con 21 mil millones, y al programa Sembrando Vidas se destinarán 28 mil 929 millones de pesos.

            En relación a los intentos de los gobernadores de la Alianza Federalista, quienes incluso habían acudido a San Lázaro la semana pasada para negociar las participaciones federales, no hubo ningún aumentó, en cambio se establece una reducción por mil 309.7 millones de pesos. Incluso no queda claro el destino de los fideicomisos cancelados recientemente.

            En fin, habrá que considerarse  la evolución de los varios factores económicos, para analizar la eficiencia de este presupuesto, cuando todavía no se superan las consecuencias generadas por la pandemia del covid-19 y que ya, sin fideicomisos, no habrá más fuentes de dónde el gobierno podrá acceder a más recursos para cubrir sus necesidades.