Vector Visual

Noticias y Producción Audiovisual

Maullidos Urbanos Opinión

Caos global por fallas en redes sociales

Maullidos Urbanos
Por Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

Sin duda el pasado lunes 4 de octubre pasará a la historia mundial por las fallas registradas en las redes sociales más usadas en todo el planeta: Facebook, Instagram, Messenger y WhatsApp, todas propiedad de Mark Zuckerberg, quien una vez superada la contingencia aclaró que la falla fue por un cambio defectuoso de configuración y puntualizó que la privacidad de los datos de los millones de usuarios nunca estuvo comprometida.

            Por supuesto esto afectó a la fortuna del Mark Zuckerberg, la cual se vio reducida en nada menos que unos cinco mil 900 millones de dólares, debido a una mala sesión en Wall Street donde se registró una caída del 4.9% y, además de la caída de global de sus servicios, se sumaron las críticas en varios países por sus prácticas poco éticas.

            Pero ¿qué tanto le afectó esta caída? En verdad, para sus finanzas personales no fue mucho. Según Forbes, el descenso supone que su fortuna quedó en 117 mil millones de dólares, para ubicarlo en el sexto sitio de las personas más ricas del mundo, en tanto Bloomberg calcula que ahora acumula ahora 121 mil millones de dólares, por lo que sería el quinto más rico del planeta, por detrás de Bill Gates.

            Es decir, para alguien que no es dueño de algo material, sino de un bien intangible como son las redes sociales, la pérdida no resulta grave, incluso, puede anticiparse que se repondrá y la superará en las próximas semanas. El problema fue para pequeños y medianos negocios quienes se apoyan en esas redes sociales para desarrollar sus actividades productivas.

            Van desde el taxista que no pudo concertar sus servicios, las cocinas económicas que distribuyen sus menús y distribuyen mediante listas de WhatsApp, repartidores que necesitan saber a dónde dirigirse y qué llevar, entre otros múltiples casos. Ellos son los verdaderamente perjudicados por la falta de comunicación en internet.

            Existen otras aplicaciones, algunas poco conocidas pero no menos eficientes, como Telegram, Signal, Wickr Me, Dust, Hangouts, Line, Signal, Threema, incluso varias de ellas están preinstaladas en los celulares o son gratuitas en las tiendas virtuales. Lo malo es que al ser poco conocidas no todos tienen acceso a ellas o desconocen cómo utilizarlas.

            Sin embargo, muchas personas preocupadas por falta de redes olvidaron que el celular es un teléfono, para hacer llamadas con cualquier contacto y, además, funcionó sin problemas el SMS, el servicio de mensajes cortos. El chiste es buscar alternativas sin aferrarse a lo más popular. Además, se debe preparar un plan “B” para enfrentar otra contingencia en las redes.