Vector Visual

Noticias y Producción Audiovisual

Maullidos Urbanos Opinión

Ajustarían horario de verano en EU ¿y en México?

Maullidos Urbanos
Por Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

Tras la entrada de la primavera ayer 20 de marzo, se espera que el primer domingo de abril, más precisamente el día 3, entre en vigor en este año el horario de verano en México para concluir el último domingo de octubre, es decir el 30 de octubre.

            Con este ajuste horario se ha pretendido que, principalmente, en el verano se aproveche la luz natural, cuando los días son más largos y hay más luz, para ello los relojes se adelantan una hora. En México se implementó en 1996, durante el gobierno de Ernesto Zedillo Ponce de León, pero desde sus inicios ha sido impugnada, al afirmarse que responde más a las necesidades comerciales y económicas de Estados Unidos que las de México.

            Para reforzar esa idea ejemplifican que este año 23 municipios de estados fronterizos del norte del país, el horario de verano entró en vigor desde el pasado 13 de marzo, a fin de coincidir con las poblaciones de la franja fronteriza del sur de Estados Unidos.

            Ahora, de entrar en vigor la propuesta avalada por unanimidad en el Senado norteamericano, a partir del próximo año será cancelado el horario de invierno, es decir el de verano sería permanente a lo largo de los doce meses. Para que esta propuesta sea efectiva y se convierta en ley, solo se necesita la aprobación de la cámara de Representantes y la firma del presidente Joe Biden.

            De concretarse esta nueva ley la interrogante sería ¿cómo respondería el gobierno mexicano? Sin duda debería sumarse pero de inmediato las inconformidades se reactivarían y serían mucho más agresivas, al afirmarían que nuestro país y su economía estaría totalmente supeditado a las decisiones adoptadas en el vecino país del norte.

            Lamentablemente, para bien o para mal, no se puede discutir ni mucho menos negar la interrelación entre ambas naciones. Tan solo recuérdese el dicho de que “cuando Estados Unidos estornuda, a México le da gripa”. Eso se comprueba tan solo con el crecimiento de ambas economías: la nuestra aumentará dependiendo de la norteamericana, aunque lamentablemente, no en el mismo porcentaje

            Entonces no habrá otra salida que secundar la decisión de Estados Unidos y en nuestro país se adoptará el horario de verano para todo el año, olvidándose de los ajustes a los relojes dos veces al año. ¿Existen otras soluciones? Sería cosa de escuchar a los especialistas, quienes deberían ofrecer alternativas viables para ser debatidas a nivel nacional y analizar la conveniencia de aplicar medidas independientes y propias en nuestro territorio.