Vector Visual

Noticias y Producción Audiovisual

Opinión

Crisis en la educación privada

Maullidos Urbanos

Por Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

Mientras continúa sin un verdadero control el avance de la pandemia de Covid-19 en México, sus consecuencias han sumado una nueva víctima: las escuelas privadas. Además, en estos momentos las repercusiones de su afectación son difíciles de calcular.

Recuérdese que por el coronavirus desde marzo cerraron los planteles escolares de todos los niveles, tanto públicos como privados, y el ciclo escolar se concluyó a distancia, además de que el siguiente, programado para iniciar a finales de agosto, se mantendrá bajo las mismas condiciones, ya que la Secretaría de Educación Pública advirtió que el retorno a las aulas será hasta que el semáforo sanitaria se encuentre en verde, lo que se ve muy lejano.

Ante esta situación y otras causas más, muchos padres de familia piensan en cambiar a sus hijos de los planteles privados para inscribirlos en planteles públicos, lo cual generaría el cierre de muchos de los primeros y la saturación de los segundos.

María Luisa Flores del Valle, presidenta de la Alianza para la Educación Superior, anticipó que en este nivel la matrícula caería 40%, mientras Leonardo García, presidente de la Unión Nacional de Padres de Familia, calculó que serían 800 mil alumnos quienes migrarían al sistema público, quien refutó que a pesar de que el gobierno federal diga que puede admitir esa cantidad de escolares, consideró que no existe capacidad para hacerlo.

García propuso que cualquier gasto de un padre de familia sea deducible de impuestos y mientras dure la pandemia, que las escuelas no paguen ningún impuesto o reciban un descuento, además aplazarles el pago de servicios como electricidad, agua, teléfono o el Impuesto Sobre la Renta, peticiones que la federación no le ha otorgado a ningún sector.

Esta situación ha generado inconformidad de padres de familia, por lo cual han recurrido a la Procuraduría Federal del Consumidor, quienes se han inconformado desde por el cobro de exámenes, incumplir las horas de clase hasta elevar lsa cuotas escolares en plena pandemia, originándose desde inicio de año un total de 307 quejas.

Ante esta situación el presidente Andrés Manuel López Obrador solicitó a los colegios privados no cerrar sus planteles por la crisis económica y falta de reinscripciones, y anticipó que el Gobierno Federal buscará apoyarlos para que sigan garantizando el derecho a la educación.

El panorama educativo, al igual que el registrado en otros sectores, no parece nada halagador y si el gobierno federal se propone apoyar a los planteles privados, debe ser lo más rápido posible, pues se encuentra muy próximo el inicio del siguiente ciclo escolar.