Vector Visual

Noticias y Producción Audiovisual

Opinión

Libros gratuitos alternativos de la CNTE

Alebrijes en Cuadratines
Por Adrián Chavarría Espinosa

ache57@yahoo.com.mx

Ahora resulta que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) quiere cada vez ocupar más espacios dentro del sistema escolar nacional, ya que para el próximo ciclo escolar ha preparado una colección de 48 libros, 28 para primaria y 20 para secundaria, elaborados por los propios docentes integrantes del magisterio disidente.

            Su propósito es reemplazar a los oficiales distribuidos por la Secretaría de Educación Pública (SEP), a través de la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg), por considerar que “no son acordes” con lo que ellos denominan Programa Democrático de Educación y Cultura para Michoacán, bajo cinco categorías temáticas: Desarrollo Lingüístico Integral, Matemáticas, Ciencias, Sociedad y Cultura.

            En estos libros, que inicialmente serán distribuidos a los alumnos de más de seis mil escuelas de Michoacán en el próximo ciclo escolar, existen temas destacados donde se alude al comunismo, la revolución cubana, la Conquista y el saqueo del continente, así como una pretendida crítica social a la mercadotecnia.

            En el prólogo de estos libros, la CNTE justifica su existencia al calificar a las reformas curriculares de la SEP como “modelos educativos de la ignorancia, para formar una sociedad en muchos sentidos analfabeta, desconocedora de su historia, de sus derechos humanos, sin identidad y con pobre desarrollo cultural, sociedad que calle, obedezca, no proteste, acepte salarios miserables y malos gobiernos”.

            Al analizarse su contenido se encuentran temas académicamente cuestionables, como para quinto grado de primaria el capítulo titulado Ley Televisa, donde se aluden las reformas Ley Federal de Telecomunicaciones de 2006 que, según ellos, derivó en el monopolio de las televisoras” y consideran como referentes a las revoluciones sandinista y cubana.

            En el caso del tercer grado de secundaria, se cita el golpe de Estado de Hugo Chávez, que lo llevó al poder en Venezuela, al cual califican de La rebelión popular donde “el sentimiento patrio y la memoria de las víctimas que se enfrentaron al sistema neoliberal siguen presentes en los venezolanos”

            Para el libro de sexto año de Sociedad se incluye un apartado dedicado a analizar el neoliberalismo, entender su presencia en México y cómo el expresidente Carlos Salinas de Gortari terminó con la soberanía del país y la continuidad de ese modelo en siguientes sexenios. Además. se hace un recorrido histórico desde la aparición del hombre en el continente americano hasta la presunta desigualdad existente en México por la culpa del neoliberlismo.

            Roberto Rodríguez, académico de la UNAM, establece que “ese tipo de libros y con maestros que estén en la misma línea” resultan adoctrinantes y puntualiza que “en el siglo pasado se desarrolló una pelea muy grande desde la laicidad”, que “debe estar exenta de fanatismos, porque no sólo es laica desde un sentido religioso”.

            Por su parte Horacio Erik Avilés, director general de Mexicanos Primero en Michoacán, considera que los libros de la Coordinadora “tienen un diseño curricular hechizo y constituyen un pingüe negocio”. Resaltó que “usar libros de texto de dudosa calidad académica, que responden a un diseño curricular alejado de las tendencias nacionales e internacionales, tiene como consecuencia una formación insular de carácter aislacionista que reciben los niños en escuelas que se encuentran bajo el yugo de la CNTE”.

            Asegura que la CNTE hace negocios con esos textos porque pide cuotas voluntarias a miles de padres de familia, porque “los procesos de licitación y asignación de proveedores para fotocopiado y empastado son, por decir lo menos, nebulosos” y concluye: “el modelo educativo impuesto por la Coordinadora en Michoacán falló, porque está impregnado de simulación”.

            Ante esta situación la SEP reiteró que ningún particular, organismo o autoridad distinta a la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos puede sustituir los materiales educativos con otros distintos a los oficiales para el ciclo escolar 2019-2020; destacó que de acuerdo con el Artículo 12, fracción III, de la Ley General de Educación, le corresponde a esa dependencia “elaborar, mantener actualizados y editar, en formatos accesibles, los libros de texto gratuitos y demás materiales educativos”.

            Sin duda este tema anticipa un nuevo enfrentamiento entre la CNTE y las actuales autoridades de Educación Pública, donde el magisterio disidente buscará poner a prueba al gobierno de la Cuarta Transformación a fin de comprobar hasta dónde puede llegar.

            Recuérdese que los dirigentes de la CNTE han sostenido varias reuniones con el presidente Andrés Manuel López Obrador quien sin conceder todas sus demandas, ha accedido a varias de ellas, como recontratar a profesores despedidos bajo el régimen de la reforma educativa del anterior sexenio, pero no han podido recuperar todas las prebendas de que gozaban, como el disponer de plazas y recursos a su antojo.

            Por el bien de la educación nacional y del alumnado, las autoridades federales deben evitar la distribución de estos textos alternativos que, con su pretendido adoctrinamiento buscan preparar a nuevas generaciones de estudiantes dispuestos a seguir con sus “aspiraciones sociales y políticas”.