Vector Visual

Noticias y Producción Audiovisual

LOCAL Policiaca

Hallaron cadáver al costado de una vialidad de San Antonio, Xonacatlán

*El cuerpo se encontraba abandonado en la calle Dolores, en la zona de la trotapista y río Mayorazgo, junto a un árbol y una cobija.

Xonacatlán, México. 27 de agosto de 2019
José Ángel Gutiérrez López

Al amparo de la penumbra y con lesiones en el rostro, esta madrugada fue hallado el cuerpo de un hombre sin vida en el municipio de Xonacatlán, junto a césped crecido ubicado al costado de una calle perteneciente a la delegación San Antonio.

La víctima, quien se encontraba junto a un sauce llorón, así como una bolsa plástica transparente y un cobertor, fue reportada alrededor de la 01:00 de la mañana de este martes, aunque el cuerpo fue retirado del sitio al filo de las 04:00 por los servicios periciales.

El hallazgo se realizó en avenida Dolores casi esquina con San Jacinto, en las inmediaciones del río Mayorazgo y la trotapista municipal, donde corredores recreativos realizaban hoy sus actividades sin saber sobre lo acontecido en horas de la madrugada.

Personal de la comisaría de Seguridad Pública Municipal acudió al lugar con el fin de colocar cinta perimetral de seguridad, en espera del arribo de la unidad de Protección Civil Xonacatlán, cuyo personal certificó más tarde la ausencia de signos vitales.

El hombre estaba abandonado al costado de la vía, justo donde el césped crece por acción natural,  junto a una cobija color azul con amarillo-dorado.

Aparentemente el cobertor fue utilizado por el o los presuntos responsables del delito para descender el cuerpo desde algún vehículo en movimiento, con el fin de abandonarlo en el sitio, todo ello bajo cobijo de la oscuridad y aspecto solitario de la estrecha carretera.

Peritos de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) llegaron al lugar con el fin de realizar las diligencias pertinentes, así como de ordenar el levantamiento del cuerpo al Servicio Médico Forense (Semefo)

Esta mañana, al visitar la escena del delito, Vector constató que todavía se encontraba la cobija, la bolsa plástica y vestigios de la cinta de seguridad atada a un árbol plantado al costado de la trotapista, al lado contrario del hallazgo.

Fuentes consultadas refirieron que  el hoy occiso, quien vestía pantalón de mezclilla, camisa azul y tenis negros, tenía alrededor de 30 años y presentaba lesiones en rostro y un ojo, aunque no fue identificado y arribó a la morgue en calidad de desconocido.

(Fotos: José Ángel Gutiérrez)