Vector Visual

Noticias y Producción Audiovisual

Maullidos Urbanos Opinión

Futurismo Político

Maullidos Urbanos
Por Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

Aunque lo intenten negar, los morenistas son los más interesados en promover el futurismo político, tanto a nivel nacional como en el Estado de México, por ello se preparan anticipadamente para los procesos electorales del 2023 y 2024.

            En el terreno federal y como parte del enfrentamiento entre el presidente Andrés Manuel López Obrador y el panista Ricardo Anaya, el político tabasqueño acusa al queretano de aprovecharse de los reflectores sobre su diferendo para intentar posicionarse como candidato del PAN para las elecciones del 2024.

            Lo real es que Anaya repite los mismos pasos de López Obrador, cuando el segundo enfrentó el intento de desafuero como jefe de gobierno del entonces Distrito Federal, iniciado por el entonces presidente Vicente Fox Quesada lo cual, finalmente, le sirvió para impulsarse en las elecciones del 2006, donde perdió por aproximadamente medio punto porcentual.

            Pero el actual inquilino de Palacio Nacional es quien inició prematuramente las inquietudes electorales al interior de Morena, cuando se autocalificó como el “destapador” de las “corcholatas” –nombre asignado ahora a los “tapados”–, con posibilidades de sucederlo y donde además de los probables candidatos, que son Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno capitalino, y Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, mencionó a otros más.

            Citó, como relleno –para engordar la caballada, como dirían viejo políticos–, a Tatiana Clouthier y a Rocío Nahle, secretarias de Economía y de Energía, respectivamente, pero marginó a Ricardo Monreal, coordinador de Morena en el Senado, aunque después forzadamente lo consideró pero también como un simple agregado.

            En el Estado de México los morenistas, en particular los nativos del municipio de Texcoco, ya se preparan para las elecciones de gobernador del 2023. Los interesados son el senador Higinio Martinez, Horacio Duarte, actual administrador General de Aduanas del SAT, y hasta Delfina Gómez Álvarez, secretaria de Educación Pública y exdelegada federal.

            Ambos políticos ya expusieron públicamente sus intenciones, incluso Duarte advirtió que como en la federación, en el Estado de México deben desaparecer los órganos autónomos por “onerosos e inútiles”, en tanto la integrante del gabinete federal no pierde las esperanzas en ser la “corcholata” mexiquense y pretende ofrecer los mejores resultados en su actual encargo.

            En fin, parecen ser movimientos prematuros pero no se debe olvidar que ya son “nuevos tiempos”, por ello no se deben descartar futuras sorpresas en los diversos panoramas políticos.