Vector Visual

Noticias y Producción Audiovisual

LOCAL

En Temoaya bloquearon accesos por escuela inconclusa y otros reclamos

*Causaron severo caos en las esquinas de carretera Amomolulco-Ixtlahuaca con entrada a Tenexpan y Toluca-Temoaya (Molino Abajo), con demandas adicionales a la alcaldesa.

Temoaya, México. 19 de octubre de 2019
José Ángel Gutiérrez López

Padres de familia de un colegio y pobladores de Temoaya cerraron por tres horas los principales accesos al municipio, en reclamo de la conclusión de obras en una secundaria, así como el cumplimiento de promesas de la alcaldesa Nelly Rivera Sánchez.

Los moradores causaron un severo caos en las intersecciones de la carretera Amomolulco-Ixtlahuaca con las vías de acceso a las comunidades de Molino Abajo y La Magdalena Tenexpan, donde bloquearon el camino con ramas de árboles y algunas piedras.

Automovilistas sostuvieron acaloradas discusiones ante los inconformes, ya que su protesta provocó retrasos en el ingreso al trabajo y escuelas, así como a los diversos sectores médicos que se trasladan a las clínicas de las comunidades.

Personal de la dirección de Seguridad Pública y Tránsito municipal sólo hizo presencia, ya que el caos superó su capacidad, lo que fue notable cuando un médico fue insultado por un oficial al pedir paso para atender una emergencia.

Una vez que el policía no abogó para permitir el paso del galeno, éste reclamó la inacción del oficial apostado en el cruce del acceso a Tenexpan, por lo que el uniformado mencionó el miembro viril masculino para ofenderlo.

Inicialmente la protesta fue por asuntos de la secundaria José María Morelos y Pavón de la comunidad de Molino Abajo, cuya construcción está a medias, con cristales rotos y falta de topes para seguridad de los niños obligados por imprudencias de conductores.

Sin embargo, algunos vecinos aprovecharon la ocasión para más reclamos, como acciones de seguridad, ante la creciente delincuencia, en los que destacan personas halladas sin vida con signos de violencia.

También solicitaron el cumplimiento de obras, al estimar que ha faltado trabajo en este sentido en parte de las 62 comunidades que conforman al municipio, donde son altos los índices de pobreza y segregación.

El municipio estuvo parado por el bloqueo, inicialmente anunciado en calles de Molino Abajo, aunque los pobladores los extendieron para presionar a la autoridad, aunque liberaron las vialidades después de casi tres horas.