Vector Visual

Noticias y Producción Audiovisual

Maullidos Urbanos Opinión

Crisis económicas en municipios

Maullidos Urbanos
Por Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

Aparentemente las finanzas en dos importantes municipios del Estado de México, encabezados por dos expanistas reconvertidos en morenistas, atraviesan serios problemas financieros a grado tal que carecen de fondos para pagar salarios a su personal, tanto sindicalizado como de confianza.

            Sucede que los alcaldes Juan Rodolfo Sánchez Gómez y Patricia Durán Reveles, titulares de los ayuntamientos de Toluca y Naucalpan, respectivamente, enfrentaron en estos días protestas y paros de labores, en particular de los agremiados al Sindicato Único de Trabajadores del Estado de México y Municipios (Suteym), quienes no solo exigieron su pago quincenal sino también se cubriera su prima vacacional.

            La única diferencia es que mientras en el industrializado municipio del Valle de México únicamente se cubrió el salario a los policías municipales, aparentemente en la capital del Estado de México fue general la falta de pagos a todo el personal.

            En Naucalpan los tres mil quinientos servidores públicos sindicalizados se declararon en paro permanente para, además de su sueldo quincenal, se les cumpla con el pago de despensas por dos mil 800 pesos cada una que tiene un rezago de diez meses.

            Además, el incumplimiento de pagos afecta no solo a los tres mil empleados de confianza, también alcanza a los integrantes del ayuntamiento, al grado de que en la última sesión de Cabildo la síndico morenista Abigail Ruiz Coutiño exhortó a la alcaldesa Durán Reveles a normalizar el esquema del pago de salarios que ha sido irregular en meses recientes.

      Mientras Sánchez Gómez dio una conferencia de prensa donde aseguró que la falta de recursos se debe a la deuda heredada de anteriores administraciones y a la baja recaudación por culpa de la pandemia, comprometiéndose a cumplir los adeudos esta semana, la alcaldesa Durán Reveles no ha dado la cara públicamente ni ante los empleados municipales.

            Una última coincidencia es que ambos presidentes municipales aspiraron a ser reelectos, pero perdieron ante candidatos coalición de la coalición “Va por el Estado de México”.

            En fin, mientras son peras o manzanas ambos municipios padecen la inconformidad de sus servidores, por lo cual puede anticiparse que los siguientes cinco y medio meses faltantes para el cambio de administraciones resultarán un verdadero tormento para estos alcaldes.

            Además no sería de extrañar que pronto otros ayuntamientos, no solo de Morena sino de diferentes partidos, también revelen problemas económicos similares.