Vector Visual

Noticias y Producción Audiovisual

LOCAL

Contrademandan ediles de Tianguistenco tras chocar en el MP con un “apoderado”

*Dos secretarias demandaron a la síndico y ocho regidores por “ocupación ilegal de edificios públicos”, pero los funcionarios emitieron su querella por ultrajes a su figura

Santiago Tianguistenco, México. 4 de julio de 2019
José Ángel Gutiérrez López

Tras verse los rostros en el Ministerio Público con un presunto apoderado legal del ayuntamiento, funcionarios de Santiago Tianguistenco demandaron por ultrajes a su figura a dos secretarias del alcalde, Alfredo Baltazar Villaseñor, quien aleccionó a ambas para demandar primero a síndico y regidores.

La querella de las colaboradoras del primer edil es por el delito de “ocupación ilegal de edificios e inmuebles destinados al servicio público”, a causa de recibir un empujón de los funcionarios por entrar a la fuerza a su oficina hace algunos días entre la crisis del gobierno municipal.

Interior del Palacio Municipal

Otra secretaria, trabajadora de la oficialía de partes, es la otra parte acusadora en calidad de “testigo”.

Yurith Castro Rojas, síndico, ocho regidores y dos personas más comparecieron junto a José Luis Arriaga García, presunto apoderado legal del ayuntamiento, en la agencia del Ministerio Público de Tianguistenco, luego de la citación de ayer por parte de esta instancia.

García Arriaga, un abogado carente de nombramiento como apoderado por el cabildo, profirió insultos a los integrantes del cabildo, quienes al tiempo de exigirle respeto también solicitaron el documento de cabildo que lo avale con ese cargo en el gobierno municipal.

El nombramiento como apoderado sólo puede provenir por votación de síndico, regidores, presidente y secretario, aunque esto no existió y el abogado podría ser revocado en una próxima sesión, tal como se lo advirtió Castro Rojas.

Una agente del MP indicó a los involucrados que hizo de su conocimiento la imputación existente en su contra, por ello les dejó la decisión de fijar fecha para declarar, aunque optaron por emitir sus testimonios de los hechos durante esta misma comparecencia.

Sin embargo quedó en el aire la posibilidad de que no procedan las imputaciones contra los acusados, sobre todo porque la agencia dejó entrever que no permitiría los cargos, aunque será en los próximos días cuando los regidores brinden una versión sobre el problema.

Aunque el puesto de las secretarias está tambaleante, es probable que detrás exista una promesa de protección por parte de Alfredo Baltazar, quien así ha procedido con otros trabajadores y es principal sospechoso de aleccionar a estas colaboradoras.