Vector Visual

Noticias y Producción Audiovisual

LOCAL

Barrios Dávalos exhorta a denunciar anomalías en los ayuntamientos

*A días de culminar su gestión como contralor dictó conferencia en Xonacatlán, donde recapituló sanciones logradas contra funcionarios

Xonacatlán, México. 18 de septiembre de 2019
José Ángel Gutiérrez López

Al dictar la conferencia “Qué sí y qué no pueden hacer los ayuntamientos”, Victorino Barrios Dávalos, contralor del Poder Legislativo recapituló sanciones logradas contra ediles y exhortó a funcionarios a denunciar anomalías en los gobiernos municipales.

A 10 días de dejar el cargo, el funcionario realizó su última ponencia pública este martes en el municipio de Xonacatlán, ante funcionarios, docentes y alumnos de Temoaya, Otzolotepec, Lerma e Ixtlahuaca, a quienes expuso los límites y alcances de un ayuntamiento.

Entre las atribuciones de un alcalde están, por ejemplo, tener bajo su mando a seguridad pública, transito, bomberos y Protección Civil, con la obligación de acudir a las sesiones de consejo municipal, intermunicipal y estatal.

Citó el tema de las licencias colectivas para la portación de armas de fuego, al recordar una vivencia del ex presidente de Metepec, Óscar González Yáñez, quien, a petición de la Sedena, llevó un procedimiento y debió pagar armas extraviadas por su personal.

Otros aspectos obligados de un alcalde es fomentar el patriotismo, convocar a sesiones y comunicar por anticipado y escrito sus salidas al extranjero, esto último para evitar casos como el de David Sánchez Guevara, ex alcalde de Naucalpan, recordado por un paseo en Brasil.

Barrios Dávalos mostró aspectos prohibidos, como mantener más de dos meses a un encargado de despacho, así como colocar a un tesorero en la comisión de hacienda o un titular de obras en la comisión de la misma, ya que ellos son los entes sujetos a revisión.

También indicó que entrar en desacato tiene consecuencias, al recordar el caso de Erwin Castelán, quien fuera removido como munícipe de Coacalco en enero de 2018 por incumplir el pago de un laudo laboral.

Resaltó que si no sesiona cada dos meses, probablemente haya sanción para un ayuntamiento, lo mismo ante la existencia de sesiones simuladas o como un contralor cita a un regidor (para lo cual no está facultado), previa denuncia pública o anónima.

Pavel Ortiz Bustamante y Juan Carlos Rayón, miembros de la novena regiduría –gestora de la ponencia– entregaron un reconocimiento al contralor, al cerrar la primera actividad del programa de cultura cívica y gobierno abierto, cuyo fin es conocer las limitaciones y alcances de los funcionarios.

(Fotos: José Ángel Gutiérrez)