Vector Visual

Noticias y Producción Audiovisual

Opinión

Coincidencias de la vida

Maullidos Urbanos
Por Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

Aparentemente la vida nos presenta situaciones y coincidencias  inesperadas que, en ocasiones, más parecen ironías inevitables. Así acaba de suceder con el deceso de Mario Molina, mexicano ganador del premio Nobel de Química, y el paso del huracán Delta por la península de Yucatán con la desaparición del Fondo Nacional de desastres.

            Hasta el momento son tres los mexicanos galardonados con un premio Nobel: Alfonso García Robles, de la Paz en 1982; Octavio Paz, de Literatura en 1990 y José Mario Molina Henríquez –su nombre completo–, de Química en 1995, todos ya fallecidos.

            Molina nació en la Ciudad de México el 19 de marzo de 1943, ingeniero químico mexicano egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México, destacado por ser uno de los descubridores de las causas del agujero de ozono antártico, cuya muerte se registró exactamente el día que dio a conocer a las ganadoras del Nobel de Química del año 2020..

            Al científico mexicano se le premió junto a Paul J. Crutzen y Frank Sherwood Rowland, el 11 de octubre de 1995 por su papel para explicar la amenaza que representan los gases de cloro, bromo, dióxido de carbono y otros a la capa de ozono de la Tierra.

            Por otro lado en la Cámara de Diputados se canceló el Fondo Nacional de Desastres (Fonden), precisamente cuando el huracán Delta atravesó la zona norte de la Península de Yucatán, donde si bien no se registraron pérdidas de vidas humanas, los daños materiales aún no se cuantificaban pero por experiencias anteriores se pueden anticipar de cuantiosos.

            Ahora las autoridades de Yucatán y Quintana esperan ver cómo funcionará la ayuda federal que antes proporcionaba el Fonden para la reconstrucción de los servicios más indispensables, pero en la Cámara de Diputados la mayoría de Morena votaba por terminar con todos los fideicomisos, donde los legisladores de oposición solo rescataron el de Salud para atender principalmente a personas sin seguridad social.

            A pesar de que la fracción del Partido del Trabajo, aliado de Morena, intentó débilmente impedir la cancelación del Fonden, la avasalladora aplanadora del partido oficial impuso su fuerza y anuló el intento de defensa. Resta esperar a ver cómo responderá la federación de forma ágil y oportuna para apoyar a los damnificados, tal como se comprometió el presidente.

            La vida ofrece coincidencias inesperadas, como la muerte de un destacado mexicano el mismo día que se anuncia a sus sucesoras 25 años después, pero también pone a prueba la palabra oficial de que serán atendidas las necesidades de los hoy damnificados.