Vector Visual

Noticias y Producción Audiovisual

Opinión

Avanza el coche durante pandemia

#Opinión

Maullidos Urbanos

Por Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

Cada día crece la inquietud de las personas para retomar sus anteriores actividades, como salir comer, ir al cine, acudir a los centros comerciales, asistir a eventos religiosos, pero a pesar de los optimistas anuncios de las autoridades federales, la pandemia por el coronavirus se mantiene vigente y diariamente crece el número de contagios y decesos,

Si bien ya se han permitido algunas actividades, eso sí con múltiples restricciones, ya se plantean diversas alternativas para acudir a eventos sociales, donde el coche aparece como un elemento primordial, por lo cual a bordo de vehículos se organizan desde las tradicionales funciones de cine, conciertos musicales y hasta misas.

Los autocinemas no son recientes, estos sitios existían desde medianos del Siglo XX, y antes de la pandemia ya se había retomado la idea. Por ejemplo, en la Ciudad de México opera el Autocinema Coyote en Polanco e Insurgentes Sur y anuncian una nueva sucursal en Puebla.

El costo por unidad es de 290 pesos, los boletos se adquieren por línea; el ingreso es con cubrebocas y mostrando la acreditación digital a través de la ventanilla del auto, sin bajar el cristal; no se permite el acceso a peatones, bicicletas o motociclistas.

Desde el 26 de julio y hasta el 19 de agosto funcionará el Autocinema Mixhuca en el Autódromo Hermanos Rodríguez; operará miércoles y domingos con dos funciones, el ingreso será con hora y media de antelación. El costo del boleto, a través de Ticket Master, será de diez pesos por auto, con máximo de cinco personas, y ocho en caso de camionetas.

Por otra parte, empresas musicales preparan autoconciertos con música en vivo los cuales se podrán presenciar asistir un máximo de 800 automóvile; para evitar exista riesgo de contagio los asistentes disfrutarán de la música a través de una transmisión en línea o en una seña de radio en frecuencia modulada, utilizando una frecuencia asignada.

Lo más novedoso son las misas en auto. El fin de semana el obispo de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, realizó la primera para que los fieles católicos asistieran y comulgaran sin riesgo de contagio. Sin embargo el Ayuntamiento local ordenó la clausura del predio donde se celebró ese acto religioso por no tener permiso para esta actividad.

Otra misa se desarrolló, aparentemente sin problemas, en la iglesia de San Fernando en la Zona Esmeralda de Atizapán en el Valle de México.

No debe sorprender la forma cómo se las ingenian las personas para intentar recuperar sus actividades recreativas y debemos esperar otras que, sin duda, podrían ser sorpresivas.