Vector Visual

Noticias y Producción Audiovisual

Policiaca

Sacuden la paz en Xonacatlán y Temoaya dos homicidios con arma de fuego

*En hechos distintos, un hombre fue baleado frente a una vulcanizadora de la Toluca-Naucalpan, mientras que otro apareció maniatado en los céspedes de la carretera Acueducto Lerma-Ixtlahuaca.

Temoaya-Xonacatlán, México.

por José Ángel Gutiérrez

Los municipios de Temoaya y Xonacatlán registraron sucesos cruentos tanto ayer, como la madrugada de este viernes, luego de la localización de dos hombres sin vida, ambos con impactos de arma de fuego y uno de ellos maniatado, lo que devolvió el temor vecinal por los brotes de inseguridad.

Uno de los crimenes se puso al descubierto esta madrugada al filo de las 04:30 horas frente a una vulcanizadora de neumáticos ubicada sobre la carretera Toluca-Naucalpan, a la altura del kilómetro 45, en la delegación xonacatlense de San Antonio, identificada como un foco rojo de este municipio.

De acuerdos con relatos captados por Vector Visual, la zozobra se sintió cuando vecinos de la zona, en las inmediaciones del cruce con carretera Amomolulco-Ixtlahuaca, escucharon detonaciones de armas, aunque optaron por salir de sus domicilios hasta notar que el área estaba despejada.

Al salir, los lugareños descubrieron que cerca del establecimiento automotriz posaba inerte un hombre, quien presentaba manchas hemáticas en el cuerpo, por lo que dieron aviso a las autoridades policiales del municipio, quienes llegaron a bordo de varias autopatrullas para acordonar la zona.

Paramédicos de los servicios de emergencia acudieron al sitio para brindarle atención, aunque no fue necesario porque instantes después confirmaron que el hombre carecía de signos vitales a consecuencia de al menos dos disparos, uno de ellos alojado a la altura de la cabeza.

La víctima fue identificada como Ramiro, de alrededor de 35 años de edad, aparentemente trabajador de la reparadora de llantas y cuyo deceso violento tiene sin pistas a la policía de Xonacatlán, donde a ineficacia para capturar a presuntos delincuentes ha sido latente en la actual administración.

El otro deceso se perpetró ayer (jueves) por la tarde en territorio municipal de Temoaya, en los terrenos de césped crecido ubicados a la altura del kilómetro 54 de la carretera Acueducto Lerma-Ixtlahuaca, donde vecinos detectaron la presencia de un cuerpo inmóvil cuando transitaban por el área.

Brotes de inseguridad prevalecientes en Temoaya también salen a relucir, a pesar de las cámaras de videovigilancia. Y es que el hallazgo evidenció el deceso de un hombre de alrededor de 65 años, quien tenía al menos un disparo de arma de fuego en la cabeza.

Escuetos datos aportados establecen que el fallecido, quien vestía pantalón azul, camisa blanca y zapatos negros, se encontraba con las manos y pies atados, aunque no fue identificado en el momento ante los agentes de la policía temoayense y estatal.

En ambos casos, personal de homicidios de la fiscalía mexiquense realizó las diligencias correspondientes para después ordenar al levantamiento de los cuerpos al Servicio Médico Forense (Semefo), con el fin de realizar la necropsia de rigor, en espera de la entrega con sus familiares.