Vector Visual

Noticias y Producción Audiovisual

Valle de Toluca

En Temoaya aprovechan la leña mientras exigen alto a quemas forestales

* Por ejemplo, En sitios como Llano Blanco, San pedro Abajo, una de las casi 45 zonas afectadas, proporcionan leña a quien la necesita, pero sufren por los incendios de quien roba madera ante la apatía policial

Temoaya, México. 2 de junio de 2021
por José Ángel Gutiérrez

La leña aprovechada por comuneros teje una historia de consecuencias de incendios forestales, esta vez en un paraje de este municipio, donde piden un alto a la quema de bosques y castigo a quienes provocan estos siniestros.

Así lo atestiguan en paraje Llano Blanco, comunidad de San Pedro Abajo, 1ª sección, al costado de la carretera Centro Ceremonial, una de las casi 45 zonas afectadas que movilizaron a servicios de emergencia en la temporada de sequía.

Hoy se hallaba una pareja de adultos mayores en compañía de Adela Martínez, responsable de la zona, quien cedía leña caída de ejemplares quemados a estas personas de escasos recursos, al tiempo de contemplar los daños aún visibles.

“Cuando inicio el incendio me percaté por el humo. Venia del centro de Temoaya y fuimos a avisarle a mi tío, quien es dueño de este cerrito, y vino con su familia a apagar el fuego, ya que se quemó toda esta parte de arriba”, refirió doña Adela.

“Con el aire se caen las puntas [de las ramas] y venimos a retirarlas para que las aprovechen los vecinos a quienes les hace falta la leña. Yo se las obsequio, pero a través de que vienen y recogen se benefician”, estableció.

Luego refirió que al sitio ha acudido personal de la presidencia municipal, con el fin de supervisar el tema de los vestigios, aunque les aclaró que los árboles no son derribados, porque caen por el propio peso, al quedar frágiles tras su ignición.

Hizo un llamado a evitar fuego forestal, al calificar de injusto que mientras ellos reforestan, otros talan o roban partes verdes, y hacen quemas irresponsables, con el posible fin de robar la leña en posteriores fechas.

“Es gente inconsciente que quema las cosas, a lo mejor los [vecinos] de Tlaltenango [comunidad vecina] lo hacen para robarse la leña, pero no sólo lo seco, pues tengo que lidiar con ellos porque se llevan lo verde del cedro”, indicó.

Al final pidió justicia, porque un llamado a la patrulla municipal se traduce en desatención al saber que la ubicación es el cerrito, de ahí el llamado general a tomar consciencia de sancionar a responsables y hacer consciencia de la importancia de los bosques.

(Fotos: José Ángel Gutiérrez)