Vector Visual

Noticias y Producción Audiovisual

Opinión

Cachetada con guante blanco

Maullidos Urbanos
Por Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

El presidente Andrés Manuel López Obrador se mantiene terco en su postura de considerar que su gobierno no está en contra de las mujeres ni del movimiento feminista, sino del autoritarismo y la manipulación pero sin entender a las mujeres ni dejar de responsabilizar a los “reaccionados y conservadores” de ser quienes alientan sus “equivocadas inquietudes”.

            Durante su conferencia mañanera del Día Internacional de la Mujer, el mandatario se defendió de los comentarios hechos en su contra y, según él, ahora las mujeres tienen una participación sin precedentes en la vida política del país, ya que «como nunca en la historia están participando en la administración pública y en la política las mujeres».

            Podrá argumentar muchas cosas, pero la terca realidad tiene “otros datos”, como el que bajo el argumento de la austeridad republicana recortó al menos once programas relacionados con el cuidado, la atención y la defensa de la mujer. suman mil 400 millones de pesos que antes se canalizaban para implementar políticas públicas de igualdad e inclusión en las escuelas, apoyar a viudas, observar y proteger los derechos de los menores, garantizar la seguridad de las mexicanas e impulsar sus negocios, entre otros renglores.

            Sucede que en sus ya más dos años de gobierno, López Obrador ha minimizado y descalificado la violencia de género, al grado de solicitar a las inconformes que en sus manifestaciones no pinten ni agredan paredes de edificios públicos y monumentos históricos, por lo que incluso ordenó colocar vallas alrededor de Palacio Nacional.

            Dijo que esta medida era para evitar cualquier tipo de violencia y no usar a policías ni al Ejército en contra de manifestantes: “Nuestro gobierno no va a desatar nunca la represión, nunca se va a reprimir al pueblo de México. Somos distintos a los conservadores que ahora se disfrazan de feministas y se molestan porque se puso una valla para evitar la violencia y no queremos que se lastime a nadie, no queremos heridos, ni que nadie se afecte”

            Pero las feministas le dieron una cachetada con guante blanco al usar esas vallas de planchas de acero de tres metros de altura para integrar un memorial, donde bajo la frase “Víctimas de feminicidio”, anotaron los nombres de más de mil agraviadas y colocaron flores y veladores, una denuncia innegable e indiscutible acerca de la violencia hacia las mujeres.

            Al momento de redactar la presente entrega se reportan enfrentamientos entre mujeres y elementos policiacos, con el saldo de varios heridos. Para mañana se comentará el desarrollo de la marcha, con las reacciones tanto de autoridades como de manifestantes.