Vector Visual

Noticias y Producción Audiovisual

Buscan a Christian Ismael y su auto en aguas del río Lerma; piden ayuda

*Con ayuda de caninos y amigos, la familia lo buscaba en la línea limítrofe de Toluca y Xonacatlán, en el último pico de La Constitución Totoltepec, en la Toluca-Naucalpan.

Toluca/Xonacatlán, México. 16 de agosto de 2019
José Ángel Gutiérrez López

Ante la renuencia del servicio de grúas para cumplir la misión, familiares de Christian Ismael Escobar García, quien desapareció con su auto el 12 de agosto en Ocoyoacac, buscaban al hombre hoy en las aguas del río Lerma, en su cruce con la carretera Toluca-Naucalpan.

De acuerdo con familia, la última señal del GPS sitúa el celular de Christian Ismael en ese radio, en el cauce paralelo a un camino de terracería de La Constitución Totoltepec, territorio de Toluca, límite con el municipio de Xonacatlán, al costado de la citada carretera federal.

Tras conocerse su desaparición, la familia solicitó una Alerta Odisea a la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM), cuya ficha ya circula en redes sociales, con la comunidad de Santa María, municipio de Ocoyoacac como lugar de extravío de esta persona.

Escobar García, de 31 años de edad, viajaba a bordo de un automóvil de la marca Chevrolet, tipo Sonic, color rojo, con placas de circulación NAF-87-77 del Estado de México, de acuerdo con Marlene, su hermana, quien se acercó a los medios para pedir ayuda a las autoridades.

Marlene indicó que familia, amigos y compañeros de trabajo están preocupados por su hermano, sobre todo porque no se ha comunicado con su señora madre, familia e incluso con su pequeño hijo, lo que genera un clima de incertidumbre sobre su paradero.

Christian solía transitar desde Ocoyoacac hacia su vivienda en Hacienda Santa Clara, hacia donde hacía traslados para visitar a su novia, aunque a veces pernoctaba en casa de su madre en aquel municipio para viajar a su trabajo en la Ciudad de México.

Esta mañana y parte de la tarde integrantes de una fundación de rescate lanzaban anzuelos al agua para tratar de localizar al hombre y su vehículo, con ayuda de caninos adiestrados, que en varias ocasiones ingresaron a las aguas negras para tratar de localizarlo.

La familia ha visitado hospitales, agencias del Ministerio Público de la fiscalía e inclusive las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), sin tener alguna señal de él hasta el momento, de ahí que la familia no duerme con tranquilidad.

Fotos: José Ángel Gutiérrez

(Se actualizará información)