Vector Visual

Noticias y Producción Audiovisual

Opinión

Altas pretensiones de la CNTE

Maullidos Urbanos
Por Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

Podrán decirse muchas cosas de la administración encabezada por Enrique Peña Nieto, pero sin duda su Reforma Educativa sí pretendía elevar la calidad de la educación pública en el país, por lo cual se registró una amplia resistencia de la disidencia sindical integrada en la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación.

            Lamentablemente, para alcanzar la presidencia de la república Andrés Manuel López Obrador estableció una alianza con esa agrupación sindical, que se sintió severamente afectada en sus intereses los cuales pueden resumirse en controlar en su beneficio la educación, tanto en el manejo de plazas magisteriales como del presupuesto asignado.

            Si bien lo avanzado en la reforma peñista se terminó cuando López Obrador asumió la presidencia y empezó a desmantelar la que calificó como mal llamada reforma educativa, por lo que con la ayuda de la mayoría en el Congreso Federal poco a poco empezó a regresarle a los inconformes los privilegios perdidos, comenzando por la cancelación de las evaluaciones y recontratando a quienes no aceptaron ser examinados.

            Incluso los dirigentes de la CNTE han sostenido varias reuniones con el presidente en Palacio Nacional para acordar varios compromisos, donde en la más reciente pomposamente López Obrador afirmó que él proponía que todos los egresados de la normales tengan acceso a una plaza laboral, sin considerar sí tienen la suficiente capacitación académica.

            Más estos profesores no aceptan medias tintas, exigen se les cumplan todas sus demandas a fin de controlar al sistema educativo y obtener los mayores beneficios posibles, como sucede en Michoacán donde para presionar a las autoridades estatales y federales para que se les cubran todos los bonos a los que dicen tener derecho, abandonan aulas, cierran vialidades y carreteras, toman casetas de cobro de autopistas entre otras acciones.

            Aunque tras reunirse con López Obrador afirman que sus acuerdos y compromisos avanzan positivamente, los disidentes presionan y bloquean la Cámara de Diputados para que los legisladores cancelen definitivamente los restos de la reforma peñista y que la nueva, la propuesta por López Obrador, resulte acorde a sus pretensiones.

            En realidad da mucho qué pensar la actitud presidencial, quien aparentemente está dispuesto a cumplir con todas las demandas de la CNTE, aunque con ello la pretendida calidad educativa quede en el papel y quienes resultarán más perjudicados serán los estudiantes, a quienes se les quedará a deber una preparación académica de verdadera calidad.