Vector Visual

Noticias y Producción Audiovisual

Opinión

Gasolinerías canceladas

Maullidos Urbanos
Por Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

En un hecho que la misma Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) calificó de inédito, esa dependencia anunció que por las irregularidades detectadas en la venta de combustible, se determinó retirar la concesión a nueve gasolineras.

            Ricardo Sheffield Padilla, titular de la Profeco, realizó el anuncio y explicó que el proceso correspondiente se desarrolla a través de la Comisión Reguladora de Energía, pero en realidad ¿esas nueve son las únicas que incurren en prácticas que no solo deben calificarse de irregulares sino también y legalmente de ilegales?

            Recuérdese que desde principios de año, durante la contingencia de la falta de gasolina por el combate al huachicoleo, en las conferencias de prensa presidenciales mañaneras se determinó dar a conocer las concesionarias que vendieran las gasolinas a los más altos y bajos precios para orientar al consumidor y gastara menos dinero.

            Pero tuvieron que pasar más de seis meses para que Profeco anunciara las primeras sanciones, y retirar las concesiones a gasolineras ubicadas en los estados de Campeche, Chiapas, Puebla y Coahuila, y se precisó que hasta el momento aún no ha detectado alguna irregularidad en los expendios establecidos en la Ciudad de México y la zona conurbada.

            Sheffield Padilla puntualizó que existió un caso especial en el estado de Puebla, donde una la estación “no se dedicaba a vender gasolina, sino se dedicaba a robar” porque “los angelitos (vendedores) le quitaban 32 por ciento” de los litros con los que presuntamente llenaban el tanque de los automotores.

            Pero, ¿en realidad esas gasolineras sancionadas son las únicas con prácticas irregulares? Si consideramos que a nivel nacional existen aproximadamente 12 mil 500 concesionarias, nueve de ellas no resultan un número verdaderamente significativo, máxime cuando supuestamente se había comprobado que varias se dedicaban a vender combustible proveniente del huachicoleo.

            Resulta necesario que no solo la Profeco sino también Pemex y otras instancias relacionadas con la venta de las gasolinas se apliquen y verifiquen no solo los expendios determinados por sorteo, sino también atender las denuncias de los consumidores ya que ellos son los primeros en detectar los sitios donde hay irregularidades.

            Es de esperar que no solo sean esas nueve las únicas gasolineras sancionadas, sino todas aquellas que incurran en ventas ilegales.